Mascarilla Facial con Arcillas Naturales

Despierta la Belleza Natural de tu Piel: La Experiencia Completa con Nuestras Mascarillas Faciales

Adéntrate en el fascinante mundo de las arcillas naturales, se caracterizan por ser ricas en minerales, desintoxicar suavemente tu piel, dejándola fresca y rejuvenecida. La clave para una tez radiante comienza con la pureza.

Las arcillas presentes en las mascarillas permiten limpiar a profundidad los poros de tu piel, eliminando impurezas, toxinas y excesos de grasa. También le aportan nutrientes esenciales, además se enriquecen con aceites vegetales de alto valor, extractos naturales y aceites esenciales.

La mascarilla al secarse sobre el rostro, se endurece y contrae, dando la sensación de astringencia mecánica. La presencia de arcillas adsorbentes, tal como bentonita, produce un efecto limpiador genuino, particularmente sobre pieles muy grasas. 

El efecto caliente y tirante que resulta de su aplicación produce la sensación estimulante de rejuvenecimiento facial, mientras que las arcillas y tierras coloidales adsorbentes, que están presentes en algunas mascarillas absorben la grasa y suciedad de la piel del rostro.

El poder de las mascarillas

  • Preparan la piel para nutrirse: las mascarillas forman sobre la piel una capa aislante, este efecto va acompañado de una vasodilatación, un aumento de la temperatura local y un incremento de la hidratación de la capa córnea. De esta forma, la epidermis está preparada para absorber de forma óptima los nutrientes que se le aportan.
  •  Limpian la piel: al aumentar la temperatura también se acrecienta la sudoración, por lo que la secreción sebácea, descongestiona el poro. De este modo, se desprenden sus impurezas, que son absorbidas por la propia mascarilla.
  • Tienen un efecto revitalizador: la piel sana tiene un tono luminoso, se nota tersa y suave. Cuando está sin brillo, pálida o arrugada es porque experimenta algún tipo de desequilibrio y un envejecimiento prematuro a causa de los malos hábitos, la exposición a los contaminantes ambientales o el estrés. Estos síntomas se deben al deterioro de las principales funciones de la piel, como es el crecimiento de células nuevas o la producción de elastina y colágeno.​ Las mascarillas aportan antioxidantes para reparar y rejuvenecer el tejido dañado y mejorar el flujo sanguíneo, proporcionan humedad y nutrientes para reponer las capas 

 

Las mascarillas faciales son la esencia de una rutina que despierta y realiza tu belleza natural.

Si deseas conocer cuál mascarilla debes usar para tu tipo de piel? en el siguiente resumen tratamos de explicarte brevemente.

 

¿Cuál es la mascarilla correcta para mi tipo de piel?

 

 

La piel del rostro varía mucho de una persona a otra, desde seca y áspera hasta grasosa y brillante, la piel de todos es un poco diferente. Esto determina qué productos e ingredientes son los mejores para ti.

  • Mascarilla Cúrcuma

Está formulada para pieles mixtas a grasas, la arcilla en esta máscarilla es la arcilla de caolín, que tiene propiedades suaves de absorción de aceite.

La cúrcuma contiene curcumina, que es un antioxidante y tiene propiedades antiinflamatorias.

Aceite esencial de semilla de zanahoria, rico en vitaminas A y E.

  • Mascarilla Fresh Mask con Té Verde (Nuevo)

La combinación de las arcillas caolín y bentonita es ideal para pieles grasas ya que se absorben rápidamente sin dejar residuos grasos. La bentonita es una arcilla coloidal derivada de cenizas volcánicas aportando importantes minerales a la piel, lo que le de da un efecto luminoso.

Los aceites esenciales de menta y jengibre le otorgan propiedades astringentes.

El extracto de Té Verde permite regular el exceso de grasa en piel y aporta mucha suavidad.

  • Mascarilla Rosada con Ácido Hialurónico (Nuevo)

Esta mascarilla está formulada para pieles secas, la arcilla rosada tiene ligeras propiedades absorbentes, siendo adecuada tanto para pieles secas como grasas.

Los aceites esenciales que le incluimos son el Palmarosa, que ayuda en la generación de colágeno y elasticidad, además de su importante aporte hidratante, y el aceite de Lavanda que hace su función regeneradora, cicatrizante, calmante, anti inflamatoria y revitalizante.

El Ácido Hialurónico es un excelente hidrante, definitivamente sentirás tu piel super hidrata.

¿Cómo y cuándo Aplicar la mascarilla?

Para aplicarlas, su forma de uso es muy versátil, los pasos son muy sencillos, sólo tienes que lavar tu rostro, y una vez limpio y seco, aplicar la mascarilla dejándola por 20 minutos, luego la enjuagas con agua, haciendo un suave masaje para aprovechar su fina textura y exfoliar retirando las células muertas de la piel.

La frecuencia de aplicación dependerá del tipo de mascarilla que elijas y de tu tipo de piel. Se pueden aplicar una a dos veces por semana.

Las mascarillas faciales son auténticos cócteles de vitaminas para la piel, en especial para limpiarla en profundidad y nutrirla.

Al incluirla en tu rutina de belleza semanal, vas a obtener maravillosos resultados, logrando que tu piel luzca revitalizada, saludable y hermosa. 

 

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.